sábado, 24 de junio de 2017

El afán de las novedades


Este tipo de entrada no pretende desatar una polémica planetaria que hará explotar cabezas como la estrella de la muerte en una galaxia ni tampoco criticar los gustos ni el actuar de nadie. No pretendo eso pero me gustaría dar mi opinión (así otros no la apoyen) de lo que me genera el mundo editorial en el que estamos metidos los lectores con la cantidad ingente de libros que salen cada mes/año.

Antes de internet, la forma cómo la gente llegaba a enterarse de los libros nuevos que salían era diferente a hoy. Las revistas. suplementos y periódicos era la forma de acceder a esas noticias literarias o también estaban los que iban a la librería a curiosear y el típico trabajador de librería llega a preguntarte que buscas y te empieza a recomendar el bestseller de turno.


Hoy todo es muy distinto. Seguimos las editoriales en redes sociales, recibimos sus boletines de novedades y visitamos sus páginas web. Por ello nos vemos bombardeados constantemente con cantidades de títulos que saldrán cada mes. Y aunque no sigamos ciertas editoriales o personas nos acabamos enterando de muchos títulos que vendrán pero que puede que no nos interesen.

Es por lo menos curioso que la inmediatez de nuestra actualidad nos hace pensar que hay que estar todo el tiempo leyendo lo más reciente, lo más nuevo y de lo que no se ha dicho mucho. ¿Será que sufrimos un afán por las novedades? Puede extrapolarse a las nuevas series de Netflix o las películas que están en cartera ahora mismo en los cines. Todo esto exige gastar mucho tiempo consumiendo cosas que en un mes ya estarán poco vigentes porque se vienen más.

En mi caso es muy difícil poder mantenerme al día con todo lo que sale. En mi país los libros llegan tarde (a veces no llegan) y como ya mencioné en otra entrada, no siempre se puede acceder a títulos que quieres y con el tiempo van llegando más cosas y es imposible mantenerte "al día". Hay libros que te interesan pero jamás se traducen a tu idioma y he ahí la ventaja de poder leerlos en su lengua original. Las editoriales publican muchos libros cada mes y en ese caso hay que elegir qué te interesa, qué puedes comprar y qué puedes coger luego de una biblioteca. Yo trato de leer libros que salieron hace tiempo como otros que llevan años en mi lista de deseos. Me guío más por lo que me interesa y a veces esperar comentarios de otros lectores es buena idea para hacerte una idea.

Mi cuestión es que este constante bombardeo nos apremia a leer lo más nuevo y puede que nos estamos perdiendo de buenas obras del pasado solo porque "tengo que leer los libros que salen el mes siguiente". Es algo que siempre me genera cuestionamientos sobre todo en un medio en el que nos hace sentir a veces que si no estás leyendo lo más reciente no eres parte de él. 

¿Qué opinan ustedes?

13 comentarios:

Luis dijo... [Responder]

Me identifico mucho con tu entrada :3.

A mí me pasa igual que a ti, que las novedades es inevitable conocerlas cada mes, y aunque reconozco que de vez en cuando me llama la atención algún título, rara vez siento que debo salir inmediatamente a comprarlo. Más bien prefiero que mis ganas por leerlo "maduren".

También suelo dejarme llevar por mi instinto, que es como yo lo llamo jajaja, y hasta ahora me ha fallado pocas veces. Y duele mucho cuando los libros no llegan, pero hay que aprender a ser recursivos y, como dices, intentar leer el libro así sea en inglés (que muchas veces sale más barato) o en casos extremos recurrir a páginas que puedan traernos un libro en particular de donde quiera que esté (y concedernos un capricho).

La Coneja de Papel dijo... [Responder]

¡Hola!
Una reflexión muy interesante. Parece que si lo lees novedades, a nadie le interesa lo que vayas a decir/escribir en tu blog. Así que sí, creo que tendemos a las novedades por querer formar parte de la comunidad. Sin embargo, personalmente, me cansa ver siempre lo mismo en todas partes y agradezco entradas un poco diferentes con lecturas un poco diferentes.
¡Nos leemos!

Con tinta y letras dijo... [Responder]

¡Hola1

Estoy de acuerdo contigo, pues me pone muy nerviosa que saquen muchas sagas al mes y para cuando tu consigues el primer libro los demás ya han terminado la saga y empiezan a hacerte spoiler. Luego están los típicos libros que salen y son un BOOM, todo el mundo los lee y les encantan y cuando tú te decides a comprarlo todo el mundo está harto de oír hablar de él y ya ha pasado de moda.

¡Nos leemos, un beso!

Joana dijo... [Responder]

¡Hola! Entiendo tu reflexión, hay novedades en las editoriales constantemente y, sobre todo, publicidad y publicidad... Por suerte, yo no tengo el mismo problema. A decir verdad, no tengo muchas posibilidades de comprar libros nuevos, o en todo caso no quiero gastarme $400 (!) en un libro. Aparte de eso, no suelo leer muchas novedades, no solo porque me gusten los clásicos y algunos me esperan en mi biblioteca :P sino porque no hay nada nuevo que me llame la atención. Mi opinión es que uno debería ir leyendo lo que quiere, sea viejo o nuevo. En todos los blogs veo los mismos libros "novedad" reseñados, hay que variar.

¡Saludos!

Nina dijo... [Responder]

@Luis

Yo también espero recomendaciones de otros antes de leer un libro, bueno suelo hacerlo :P

Nina dijo... [Responder]

@La Coneja de Papel

nada mejor que la variedad :P
gracias por pasar!

Nina dijo... [Responder]

@Con tinta y letras

Yo no suelo hacer spoiler y si lo hago lo marco en colorcito, pero si cansa que te spoileen cuando ha pasado tan poco tiempo!

Nina dijo... [Responder]

@Joana

Libros tan caros hoy en dia te la piensas bastante creo. si es cansino ver lo mismo en todo lado!

Bárbara dijo... [Responder]

Amén, Nina. Debo decir que también caigo en el vicio de preocuparme por las novedades que salen cada mes, algo estrechamente vinculado con las colaboraciones editoriales que mantengo. También tiene que ver con que prefiero comprarlas en preorder para ahorrarme unos pesos. Sin embargo, mi conciencia está tranquila xD Si no alcanzo a adquirir una novedad, pues no pasa nada. Pueden transcurrir meses y meses, y ya más adelante le doy una oportunidad (lo usual es que las compre en Cyberday).
Quizá para algunos aplique eso de la "vigencia", no obstante, siento que no abarca a muchos lectores. Me atrevo a afirmar que la mayoría lee lo que quiere, y no lo que imponen las editoriales. Además, en estos lares se publica mucho menos que en EEUU, así que nuestra cuota de novedades es mucho menor, lo que ayuda bastante.
Quizá divagué, pero es lo que me vino a la mente al pensar en este tema.
¡Saludos!

Samira dijo... [Responder]

La verdad es que cada vez miro menos las novedades que salen y me guío por lo que realmente me interesa. Sí que he tenido una época de fijarme mucho en los bestseller y compré en grandes cantidades. Ya llevo tiempo leyendo los pendientes y compro 4 o 5 libros al año como mucho porque no tengo el tiempo que desearía para leer y mucho menos si seguía comprando al mismo ritmo así que ahí va mi reflexión =)

Nicis dijo... [Responder]

Pasa, sobre todo a los que colaboramos con editoriales porque literalmente ellos lo hacen con el afán de que sean las novedades las que reciban comentarios y aumenten las ventas.

En general yo leo 50-50, muchas veces las novedades que llegan ya las he leído meses antes en su idioma original, el que te guste un autor también te impulsa a querer leer lo nuevo de esa persona en cuanto está disponible, lo que gracias a internet es muy fácil de hacer.

Al final de todos modos depende del lector y sus gustos (y también de las novedades) porque hay meses en que, por ejemplo, Penguin trae 35 libros nuevos y sólo 2 o 3 llaman la atención. Igual yo prefiero leer las cosas rápido porque a veces las opiniones diseccionan cada línea de un libro para criticar y me acaban quitando todo el placer de la lectura porque sí xd

Besos! ;)

Isa-janis dijo... [Responder]

Hola!
Es un tema complicado, sobre todo porque muchos de los que estamos metidos en el mundillo recibimos algun que otro libro que queremos leer inmediatamente. O compramos. El hype creado por un libro se accentúa hasta que este se publica. Luego, después de unas semanas, el libro ya está bastante olvidado. Aunque me apena mucho esto, ya que las editoriales tienen que estar constantemente publicando libros para mantenerse al día, también es interesante que se traigan tantos libros traducidos. Claro, hablo desde el punto de vista del mercado español. Al final, creo que, como en todo, lo ideal es un equilibrio. Ultimamente leo muchas novedades, pero de vez en cuando intento leer otros libros que no lo sean (para El peso del aire, por ejemplo, leo bastantes japoneses que se publicaron hace tiempo. O clásicos, cuando me apetece). En conclusión, no creo que sea malo leer novedades, pero sí que da un poco de pena la fiebre que se tiene por leer siempre lo nuevo ignorando lo demás.

¡Un beso!

Nafer dijo... [Responder]

Sí, para mi ya se torna molesto que cada mes tenemos que darle un F5 a nuestros hábitos para adquirir libros que salen y sin dejar algún respiro,dejando a un lado que todo eso va de la mano en cuestiones de negocios y lo que buscan es vender sin importar la saturación. Por mi parte prefiero tener el ritmo a mi modo, si un libro me llama la atención,lo leo. No soy muy fan de obtener algo al instante y estar al día como si fuera pan recien salido del horno.

Gracias por compartir este tema, es algo que también llega a molestar a muchos el afán de tenerlo todo ya